Según ciertas investigaciones científicas, entre el blanco y el negro, el ojo humano es capaz de percibir y discernir 16 tonalidades del gris. 17grises es una apuesta a tomar distancia de las percepciones binarias incorporando esos diversos y posibles matices. Pero es también un desafío: el de considerar incluso un imposible —y, por eso mismo, necesario— matiz imaginario.